Signos y síntomas

Diarreas

Síntomas

La diarrea (deposiciones blandas, líquidas y posiblemente más frecuentes) es un problema común.

Afortunadamente, la diarrea suele durar unos pocos días como máximo. Pero, cuando la diarrea dura semanas, generalmente indica que hay otro problema. Si tienes diarrea durante semanas o más, podrías tener una afección como el trastorno del intestino irritable o un trastorno más grave, como una infección persistente o una enfermedad intestinal inflamatoria.

Si un virus o bacteria es la causa de la diarrea, es posible que también tenga fiebre, escalofríos y sangre en las heces.

La diarrea puede causar deshidratación, lo que significa que su cuerpo no tiene suficiente líquido para funcionar en forma normal. La deshidratación puede ser grave, especialmente en niños, adultos mayores y personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Causas comunes

Algunas personas también tienen diarrea después de una cirugía de estómago, esto es porque a veces algunas cirugías pueden hacer que la comida se mueva más rápido por su sistema digestivo.

A veces no se encuentra una causa. Si la diarrea desaparece después de unos días, por lo general no es necesario buscar su origen.

Complicaciones

La diarrea puede causar deshidratación, que puede poner en riesgo la vida si no se la trata. La deshidratación es particularmente peligrosa en los niños, las personas mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Deshidratación en adultos

  • Sed excesiva
  • Boca o piel seca
  • Poca o ninguna micción
  • Debilidad, mareos o vértigo
  • Fatiga
  • Orina de color oscuro

Deshidratación en lactantes y niños pequeños

  • No haber mojado el pañal luego de tres horas o más
  • Sequedad en la boca y la lengua
  • Fiebre superior a 102 ºF (39 ºC)
  • Llorar sin lágrimas
  • Somnolencia, falta de respuesta o irritabilidad
  • Apariencia hundida del abdomen, los ojos o las mejillas

Varias enfermedades y afecciones pueden causar diarrea, incluidas las siguientes:

Virus

Los virus que pueden causar diarrea son el virus de Norwalk, el citomegalovirus y la hepatitis viral. El rotavirus es una causa frecuente de diarrea infantil aguda. El virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) también se ha asociado con síntomas gastrointestinales, incluidos náuseas, vómitos y diarrea.

Bacterias y parásitos

Los alimentos y el agua contaminados le pueden transmitir bacterias y parásitos al organismo. Cuando se viaja a países en desarrollo, la diarrea causada por bacterias y parásitos a menudo se denomina «diarrea del viajero».

Medicamentos

Muchos medicamentos, como los antibióticos, pueden causar diarrea. Los antibióticos destruyen tanto las bacterias buenas como las malas, lo que puede alterar el equilibrio natural de las bacterias de los intestinos. Otros medicamentos que causan diarrea son los medicamentos contra el cáncer y los antiácidos con magnesio.

Intolerancia a la lactosa

Las personas que tienen dificultad para digerir la lactosa tienen diarrea después de comer productos lácteos. La intolerancia a la lactosa puede aumentar con la edad debido a que los niveles de la enzima que ayuda a digerir la lactosa disminuyen después de la niñez.

Fructosa

La fructosa es un azúcar que se encuentra naturalmente en las frutas y la miel. A veces se añade como edulcorante a ciertas bebidas. Esto puede causar diarrea en las personas que tienen problemas para digerir la fructosa.

Endulzantes artificiales

El sorbitol y el manitol, edulcorantes artificiales que se encuentran en la goma de mascar y otros productos sin azúcar, pueden causar diarrea en personas que de otra manera estarían sanas.

Cirugía

Las cirugías para extirpar la vesícula biliar o las cirugías abdominales pueden causar diarrea.

Otros trastornos digestivos

La diarrea crónica se debe a algunas otras causas, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la enfermedad celíaca, la colitis microscópica y el síndrome de colon irritable.

Cuándo consultar al especialista

Si tienes signos de deshidratación grave, fiebre, complicaciones o diarrea cronica durante varios dias, consulta con el especialista agendando una cita.

Intestino irritable

Síntomas

El síndrome de colon irritable es un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso.

Usted puede presentar los siguientes sintomas:

Síntomas comunes

  • Dolor, cólicos o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal
  • Cambios en el aspecto de las deposiciones
  • Cambios en la frecuencia con la que se evacúan los intestinos

Síntomas graves

  • Pérdida de peso
  • Diarrea nocturna
  • Sangrado rectal
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Vómitos inexplicables
  • Dificultad para tragar
  • Dolor persistente que no se alivia al expulsar gases o al defecar

Causas comunes

Las razones por las que se presenta el Sindrome de Colon Irritable no son claras. Se puede presentar después de una infección intestinal bacteriana o por parásitos (yardiasis). Esto se denomina Sindrome de Colon Irritable posinfeccioso. Igualmente, puede haber otros desencadenantes, incluso el estrés.

Complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

 

  • Diarrea crónica
  • Estreñimiento
  • Hemorroides
  • Fisuras anales
  • Abscesos anales
  • Trastornos emocionales
  • Trastornos alimenticios

Cuándo consultar al especialista

Si tienes un cambio persistente en los hábitos intestinales u otros signos o síntomas del síndrome de colon irritable, consulta con el especialista agendando una cita.

Fisura anal

Síntomas

Una fisura anal es un pequeño desgarro en el tejido delgado y húmedo (mucosa) que recubre el ano. 

Entre los signos y los síntomas de la fisura anal se pueden incluir los siguientes:

  • Dolor, algunas veces intenso, durante la evacuación intestinal
  • Dolor luego de la evacuación intestinal que puede durar varias horas
  • Sangre roja brillante en las heces o en el papel higiénico luego de la evacuación intestinal
  • Una grieta visible en la piel alrededor del ano
  • Un bulto pequeño o un fibroma blando en la piel cercana a la fisura anal

Causas comunes

La fisura anal puede producirse cuando evacúas heces grandes y duras.

Causas frecuentes

  • Evacuar heces grandes y duras
  • Estreñimiento y esfuerzo durante la evacuación
  • Diarrea crónica
  • Sexo anal
  • Parto

Causas menos frecuentes

  • Enfermedad de Crohn u otra enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Cáncer anal
  • VIH
  • Tuberculosis
  • Sífilis

Complicaciones

Las complicaciones de la fisura anal pueden incluir las siguientes:

Imposibilidad de curación

Una fisura anal que no se cura en ocho semanas se considera crónica y puede necesitar tratamiento adicional.

Recurrencia

Una vez que experimentaste una fisura anal, eres propenso a tener otra.

Un desgarro que se extiende a los músculos circundantes

Una fisura anal puede extenderse hacia el anillo muscular que mantiene el ano cerrado (esfínter anal interno), lo cual dificulta la cicatrización de la fisura anal. Una fisura no cicatrizada puede desencadenar un ciclo de molestias que puede requerir medicamentos o cirugía para reducir el dolor y reparar o eliminar la fisura.

Cuándo consultar al especialista

Si tienes un cambio persistente en los hábitos intestinales u otros signos como sangrado, consulta con el especialista agendando una cita.

Quiste pilonidal

Síntomas

Un quiste pilonidal se convierte en una masa hinchada (absceso) cuando se infecta. Los signos y síntomas de un quiste pilonidal infectado son los siguientes:

  • Dolor
  • Enrojecimiento de la piel
  • Supuración de pus o de sangre en una abertura de la piel
  • Olor desagradable del pus que supura

Causas comunes

Se desconoce la causa exacta de los quistes pilonidales. No obstante, la mayoría de los quistes pilonidales parecen formarse a causa de los vellos sueltos que penetran la piel. 

El organismo crea un quiste alrededor del vello en respuesta a este como una sustancia extraña.

Complicaciones

Si un quiste pilonidal infectado en forma crónica no se trata de manera adecuada, puedes correr un riesgo levemente mayor de padecer un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma espinocelular.

Cuándo consultar al especialista

Si observas algún signo o síntoma de un quiste pilonidal, consulta con el especialista agendando una cita.

Incontinencia anal

Síntomas

La incontinencia fecal es la incapacidad de controlar la evacuación, lo que provoca que las heces (excremento) se escapen inesperadamente del recto.

La incontinencia fecal puede ser temporal durante un episodio ocasional de diarrea, pero para algunas personas, la incontinencia fecal es crónica o recurrente.

La incontinencia fecal puede estar acompañada por otros problemas intestinales, por ejemplo:

  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Gases e hinchazón

Causas comunes

Complicaciones

Las complicaciones de la incontinencia fecal pueden incluir lo siguiente:

Angustia emocional

La pérdida de dignidad asociada con la pérdida de control de las propias funciones corporales puede producir humillación, vergüenza, frustración y depresión. Es común que las personas con incontinencia fecal intenten ocultar el problema o eviten las reuniones sociales.

Irritación de la piel

La piel alrededor del ano es delicada y sensible. El contacto repetido con las heces puede producir dolor y picazón, y puede generar potencialmente inflamaciones (úlceras) que requieren tratamiento médico.

Para muchas personas, existe más de una causa de incontinencia fecal.

Entre las causas se incluyen las siguientes:

Lesiones musculares

Las lesiones en los anillos del músculo que se encuentra al final del recto (esfínter anal) dificultan la contención adecuada de las heces. Este tipo de lesión puede ocurrir durante el trabajo de parto, en especial si te hicieron una episiotomía o si utilizaron fórceps durante el parto.

Lesión en los nervios

Una lesión en los nervios que sienten las heces en el recto o en los nervios que controlan el esfínter anal puede causar incontinencia fecal. El trabajo de parto, el esfuerzo constante durante la deposición, una lesión de la médula espinal o un accidente cerebrovascular pueden causar lesiones en los nervios. Algunas enfermedades, como la diabetes y la esclerosis múltiple, también pueden afectar estos nervios y provocar lesiones que causen incontinencia fecal.

Estreñimiento

El estreñimiento crónico puede hacer que se forme una pelota de heces secas y duras (retención fecal) en el recto y que estas no puedan pasar debido a su tamaño. Con el tiempo, los músculos del recto y de los intestinos se estiran y se debilitan, y permiten que las heces líquidas que se encuentran más arriba en el conducto digestivo pasen por al lado de las heces retenidas y se filtren. El estreñimiento crónico también puede causar lesiones en los nervios, lo que puede provocar incontinencia fecal.

Diarrea

Es más fácil retener heces sólidas en el recto que retener heces sueltas, por lo que las heces sueltas de la diarrea pueden causar incontinencia fecal o empeorarla.

Hemorroides

Cuando las venas del recto se hinchan y causan hemorroides, el ano no se puede cerrar por completo, por lo que es posible que se filtren heces.

Pérdida de capacidad de almacenamiento en el recto

Por lo general, el recto se estira para acomodar las heces. Si tienes cicatrices en el recto o tienes el recto rígido debido a una cirugía, un tratamiento de radioterapia o la enfermedad intestinal inflamatoria, el recto no se puede estirar lo suficiente y se puede filtrar el exceso de heces.

Cirugía

La cirugía para tratar las venas agrandadas en el recto o ano (hemorroides) y otras operaciones más complejas que involucran el recto o el ano pueden causar lesiones musculares y nerviosas que provoquen incontinencia fecal.

Prolapso rectal

La incontinencia fecal puede darse como consecuencia de esta afección, en la que el recto cae dentro del ano. El estiramiento del esfínter rectal causado por el prolapso lesiona los nervios que controlan el esfínter rectal. Cuanto más tiempo persista el prolapso, la posibilidad de que los nervios y los músculos se recuperen es menor.

Rectocele

En las mujeres, puede haber incontinencia fecal si el recto sobresale a través de la vagina.

Cuándo consultar al especialista

Consulta con el especialista si desarrollas incontinencia fecal, especialmente si es frecuente o grave, o si causa angustia emocional.

Condilomas

Síntomas

Las verrugas genitales son uno de los tipos más comunes de infecciones de transmisión sexual. Casi todas las personas sexualmente activas se infectarán con al menos un tipo de virus del papiloma humano (VPH), el virus que causa las verrugas genitales, en algún momento de sus vidas.

Los signos y síntomas de las verrugas genitales incluyen:

  • Hinchazón pequeña, de color carne, marrón o rosa en el área genital
  • Una forma similar a la de una coliflor causada por varias verrugas muy cerca una de otra
  • Comezón o malestar en el área genital
  • Sangrado con las relaciones sexuales

Causas comunes

El virus del papiloma humano (VPH) causa las verrugas. Hay más de 40 cepas del VPH que afectan el área genital.

Las verrugas genitales casi siempre se propagan a través del contacto sexual. Tus verrugas no tienen que ser visibles para que puedas transmitirle la infección a tu pareja sexual.

Complicaciones

Las complicaciones de la infección por el VPH pueden incluir:

Cáncer

El cáncer de cuello uterino ha estado estrechamente relacionado con la infección genital por VPH. Ciertos tipos de VPH también están asociados con cánceres de vulva, ano, pene, boca y garganta.

La infección por VPH no siempre conduce al cáncer, pero es importante que las mujeres se hagan las pruebas de Papanicolaou con regularidad, particularmente aquellas que han sido infectadas con tipos de VPH de mayor riesgo.

Problemas durante el embarazo

Rara vez durante el embarazo, las verrugas pueden agrandarse, lo que dificulta la micción. Las verrugas en la pared vaginal pueden inhibir el estiramiento de los tejidos vaginales durante el parto. Las verrugas grandes en la vulva o en la vagina pueden sangrar cuando se estiran durante el parto.

En muy raras ocasiones, un bebé nacido de una madre con verrugas genitales desarrolla verrugas en la garganta. El bebé podría necesitar cirugía para evitar que se bloqueen las vías respiratorias.

Cuándo consultar al especialista

Si presentas bultos o verrugas tú o tu pareja consulta con el especialista agendando una cita.

Apendicitis

Síntomas

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen.

Los signos y síntomas de la apendicitis pueden comprender:

  • Dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen
  • Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen
  • Dolor que empeora cuando toses, caminas o realizas otros movimientos bruscos
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza
  • Estreñimiento o diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Flatulencia

Causas comunes

La causa probable de la apendicitis es una obstrucción en el recubrimiento del apéndice que da como resultado una infección. Las bacterias se multiplican rápidamente y hacen que el apéndice se inflame, se hinche y se llene de pus. Si no se trata inmediatamente, el apéndice puede romperse.

Complicaciones

La apendicitis puede causar complicaciones graves, por ejemplo:

La perforación del apéndice

Esto puede causar que la infección se esparza por el abdomen (peritonitis). Esta enfermedad puede poner en riesgo la vida y es necesario hacer una cirugía de inmediato para extraer el apéndice y limpiar la cavidad abdominal.

Una acumulación de pus que se forma en el abdomen

Si el apéndice se revienta, es posible que se cree una acumulación de infección (absceso). En la mayoría de los casos, el cirujano drena el absceso introduciendo un tubo a través de la pared abdominal hasta el absceso.

Cuándo consultar al especialista

Si presentas dolor intenso e inflamación consulta con el especialista agendando una cita.

Colecistitis

Síntomas

La colecistitis es una infamación de la vesícula.

Los signos y síntomas de la colecistitis son:

  • Dolor intenso en la parte superior derecha o en el centro del abdomen
  • Dolor que se extiende al hombro derecho o a la espalda
  • Dolor con la palpación del abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre

Causas comunes

La colecistitis ocurre cuando la vesícula se inflama. Las causas de la inflamación de la vesícula pueden ser:

Cálculos biliares

Los cálculos biliares pueden obstruir el tubo (conducto cístico) por el que fluye la bilis cuando sale de la vesícula. La bilis se acumula y causa la inflamación.

Tumor

Un tumor puede evitar que la bilis drene de la vesícula de forma adecuada, lo que causa la acumulación de bilis que puede provocar colecistitis.

Obstrucción de las vías biliares

La torsión o la formación de cicatrices de las vías biliares pueden causar obstrucciones que provoquen colecistitis.

Infecciones

El sida y ciertas infecciones virales pueden ocasionar la inflamación de la vesícula.

Problemas en los vasos sanguíneos

Una enfermedad muy grave puede dañar los vasos sanguíneos y disminuir el flujo de sangre hacia la vesícula, lo que da lugar a la colecistitis.

Complicaciones

La colecistitis puede ocasionar una serie de complicaciones graves, entre ellas:

Infección en la vesícula

Si se acumula bilis en la vesícula, lo que provoca colecistitis, esta se puede infectar.

Muerte del tejido de la vesícula

Si la colecistitis no se trata, puede provocar la muerte del tejido de la vesícula (gangrena). Es la complicación más frecuente, especialmente, en las personas mayores, las que tienen diabetes y quienes esperan para recibir tratamiento. Esto puede provocar un desgarro o una rotura en la vesícula.

Desgarro de la vesícula

Un desgarro (una perforación) en la vesícula se puede producir a partir de una inflamación, una infección o la muerte del tejido de la vesícula.

Cuándo consultar al especialista

Si presentas dolor intenso e inflamación consulta con el especialista agendando una cita.

Colitis

Síntomas

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria que provoca inflamación y úlceras (llagas) en el tracto digestivo.

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, según la gravedad de la inflamación y el lugar donde se produzca. Estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Diarrea, a menudo con sangre o pus
  • Dolor y cólicos abdominales
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal (presencia de una pequeña cantidad de sangre en las heces)
  • Necesidad imperiosa de defecar
  • Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • En el caso de los niños, retraso en el crecimiento

Causas comunes

Aún se desconoce la causa exacta de la colitis ulcerosa. En el pasado, se sospechaba de la alimentación y del estrés.

Una posible causa es el mal funcionamiento del sistema inmunitario. 

Además, los factores hereditarios parecen intervenir, ya que la colitis ulcerosa es más común en las personas que tienen familiares con esta enfermedad.

Complicaciones

Entre las posibles complicaciones de la colitis ulcerosa se pueden mencionar las siguientes:

  • Sangrado intenso
  • Orificio en el colon (colon perforado)
  • Deshidratación grave
  • Pérdida de masa ósea (osteoporosis)
  • Inflamación en la piel, las articulaciones y los ojos
  • Aumento del riesgo de padecer cáncer de colon
  • Hinchazón rápida del colon (megacolon tóxico)
  • Aumento del riesgo de formación de coágulos de sangre en las venas y las arterias

Cuándo consultar al especialista

Si experimentas algún cambio persistente en tus hábitos intestinales o fiebre sin causa aparente durante más de uno o dos días consulta con el especialista agendando una cita.

Abscesos anales

Síntomas

El principal síntoma del absceso perianal es el dolor que este produce. Es un dolor inicialmente sordo, más bien una molestia, que se va haciendo más intenso a medida que el absceso va aumentando de tamaño

  • Estreñimiento.
  • Secreción de pus por el recto.
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna
  • Escalofríos.
  • Enrojecimiento
  • Tejido endurecido y doloroso en la zona del ano.
  • Sensibilidad.

Causas comunes

Los abscesos perianales son más frecuentes en hombres que en mujeres y en el 90% de los casos se producen por una obstrucción de las criptas anales.

  • Aumento del tono del esfínter anal
  • Edema del canal anal por heces duras
  • Obstrucción por heces líquidas en contexto de diarrea
  • Edema secundario a infecciones varias
  • Sexo anal
  • Medicamentos de quimioterapia para tratar el cáncer
  • Diabetes
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa)
  • Uso de medicamentos corticosteroides
  • Sistema inmunitario debilitado (debido a VIH/sida)

Complicaciones

Entre las posibles complicaciones de la colitis ulcerosa se pueden mencionar las siguientes:

  • Sangrado intenso
  • Orificio en el colon (colon perforado)
  • Deshidratación grave
  • Pérdida de masa ósea (osteoporosis)
  • Inflamación en la piel, las articulaciones y los ojos
  • Aumento del riesgo de padecer cáncer de colon
  • Hinchazón rápida del colon (megacolon tóxico)
  • Aumento del riesgo de formación de coágulos de sangre en las venas y las arterias

Cuándo consultar al especialista

Si experimentas algún cambio persistente en tus hábitos intestinales o los síntomas antes mencionados consulta con el especialista agendando una cita.

Hemorroides

Síntomas

Los signos y síntomas de las hemorroides generalmente dependen del tipo de hemorroide.

  • Hemorroides externas
    Se ubican debajo de la piel que rodea el ano. Estos son algunos de los signos y síntomas posibles:
    • Picazón o irritación en la zona anal.
    • Dolor o molestia.
    • Hinchazón alrededor del ano.
    • Sangrado.
  • Hemorroides internas

    Las hemorroides internas se encuentran dentro del recto. En general, no se pueden ver ni sentir, y rara vez causan malestar. Pero los esfuerzos o la irritación al evacuar los intestinos pueden causar:

     

    • Sangrado indoloro durante las deposiciones. Puedes notar pequeñas cantidades de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico o en el inodoro.
    • Una hemorroide que empuja a través de la abertura anal (hemorroide prolapsada o protuberante), lo que provoca dolor e irritación.
    • Picazón o irritación en la zona anal.
    • Dolor o molestia.
    • Hinchazón alrededor del ano.
    • Sangrado.

Causas comunes

Las venas alrededor del ano tienden a estirarse debido a la presión y pueden sobresalir o hincharse. Las hemorroides se pueden desarrollar por un aumento de la presión en la parte inferior del recto debido a:

 

  • Esfuerzo al evacuar los intestinos.
  • Sentarse durante largos períodos en el inodoro.
  • Tener diarrea crónica o estreñimiento.
  • Ser obeso.
  • Estar embarazada.
  • Tener relaciones sexuales anales.
  • Seguir una dieta con un bajo contenido de fibras.
  • Levantar cosas pesadas con regularidad.

Complicaciones

Las complicaciones de las hemorroides son raras, pero incluyen lo siguiente:

  • Anemia. En raras ocasiones, la pérdida crónica de sangre a causa de las hemorroides puede causar anemia, en la cual no tienes suficientes glóbulos rojos saludables para transportar oxígeno a las células.
  • Hemorroide estrangulada: Si se interrumpe el suministro de sangre a una hemorroide interna, la hemorroide puede ser «estrangulada», lo que puede causar dolor extremo.
  • Coágulo sanguíneo: Ocasionalmente, se puede formar un coágulo en una hemorroide (hemorroide trombosada). Aunque no es peligroso, puede ser extremadamente doloroso y a veces necesita ser punzado y drenado.

Cuándo consultar al especialista

Si experimentas algún cambio persistente en tus hábitos intestinales o los sintomas antes mencionados consulta con el especialista agendando una cita.

Cáncer de colon

Síntomas

Los signos y síntomas del cáncer de colon incluyen los siguientes:

  • Un cambio persistente en tus hábitos intestinales, incluidos diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de tus heces.
  • Sangrado rectal o sangre en las heces.
  • Molestia abdominal persistente, como calambres, gases o dolor.
  • Una sensación de que el intestino no se vacía por completo.
  • Debilidad o fatiga.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.

 Muchas personas con cáncer de colon no experimentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Cuando aparecen los síntomas, es probable que varíen, según el tamaño del cáncer y de su ubicación en el intestino grueso.

Causas comunes

Los médicos no saben exactamente qué provoca la mayoría de los cánceres de colon.

En general, el cáncer de colon comienza cuando las células sanas del colon desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le indican a la célula qué funciones realizar.

Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada para mantener el funcionamiento normal del cuerpo.

Complicaciones

Las complicaciones de cáncer de colon incluyen lo siguiente:

 

  • Bloqueo del colon, provocando obstrucción intestinal.
  • Reaparición del cáncer en el colon.
  • Diseminación del cáncer a otros tejidos y órganos (metástasis)
  • Desarrollo de un segundo cáncer colorrectal primario.

Cuándo consultar al especialista

Si notas cualquier síntoma persistente que te preocupe, agenda una cita.