Cáncer de recto

El cáncer del recto es un cáncer que comienza en el recto. El recto consiste en los últimos centímetros del intestino grueso. Comienza al final del último segmento del colon y termina cuando llega al corto y estrecho pasaje que lleva al ano.

El cáncer dentro del recto (cáncer del recto) y el cáncer dentro del colon (cáncer de colon) a menudo se denominan juntos «cáncer colorrectal».

Mientras que los cánceres del recto y de colon son similares en muchos aspectos, sus tratamientos son bastante diferentes. Esto se debe principalmente a que el recto se encuentra en un espacio estrecho, apenas separado de otros órganos y estructuras. El espacio reducido puede hacer que la cirugía para eliminar el cáncer del recto sea compleja.

Síntomas

Los signos y síntomas del cáncer del recto incluyen los siguientes:

 

  • Un cambio en los hábitos intestinales, como la diarrea, el estreñimiento o evacuaciones más frecuentes.
  • Sangre de color bermellón oscuro o rojo brillante en las heces.
  • Heces estrechas.
  • Una sensación de que el intestino no se vacía por completo.
  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Debilidad o fatiga.

Causas

El cáncer del recto comienza cuando las células sanas del recto desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene las instrucciones que le dicen a una célula qué hacer.

Los cambios les indican a las células que crezcan sin control y que continúen viviendo después de que las células sanas mueran. Las células que se acumulan pueden formar un tumor. Con el tiempo, las células cancerosas pueden crecer para invadir y destruir el tejido sano cercano. Y las células cancerosas pueden desprenderse y viajar (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo.

En algunas familias, las mutaciones genéticas que se transmiten de padres a hijos aumentan el riesgo de cáncer colorrectal. Estas mutaciones ocurren solo en un pequeño porcentaje de los cánceres del recto. Algunos genes relacionados con el cáncer colorrectal aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad, pero no hacen que sea inevitable.

Dos síndromes genéticos bien definidos de cáncer colorrectal son los siguientes:

Síndrome de Lynch

El síndrome de Lynch, también llamado cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis, aumenta el riesgo de tener cáncer de colon y otros tipos de cáncer. Las personas con síndrome de Lynch tienden a desarrollar cáncer de colon antes de los 50 años.

Poliposis adenomatosa familiar

Es un trastorno poco frecuente que causa miles de pólipos en el revestimiento del colon y el recto. Las personas con poliposis adenomatosa familiar no tratadas tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de colon o del recto antes de los 40 años.

Las pruebas genéticas pueden detectar estos y otros síndromes menos frecuentes de cáncer colorrectal hereditario. Si te preocupan tus antecedentes familiares de cáncer de colon,  agenda una cita para saber si tus antecedentes familiares sugieren que tienes un riesgo de presentar estas afecciones.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de tener cáncer del recto son los mismos que los que aumentan el riesgo de tener cáncer de colon. Algunos de los factores de riesgo del cáncer colorrectal son los siguientes:

Edad avanzada

El cáncer de colon se puede diagnosticar a cualquier edad, pero la mayoría de las personas con cáncer de colon son mayores de 50 años. 

Raza afroamericana

Los afroamericanos tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de colon que las personas de otras razas.

Antecedentes personales de cáncer colorrectal

Si ya has tenido cáncer de colon o pólipos no cancerosos en el colon, tienes un mayor riesgo de padecer cáncer de colon en el futuro.

Afecciones intestinales inflamatorias

Las enfermedades inflamatorias crónicas del colon, como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn, pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon.

Un estilo de vida sedentario

Las personas inactivas son más propensas a desarrollar cáncer de colon. Hacer actividad física regular puede reducir el riesgo de cáncer de colon.

Diabetes

 Las personas con diabetes o resistencia a la insulina tienen un mayor riesgo de cáncer de colon.

Obesidad

Las personas obesas tienen un mayor riesgo de cáncer de colon y un mayor riesgo de morir de cáncer de colon en comparación con las personas consideradas de peso normal.